Gracias Enfermeras

Gracias Enfermeras

Gracias, enfermeras, por la durísima (y poco reconocida) labor que desarrolláis día a día.

En muchas ocasiones, nos siguen llamando A.T.S, parece que todo siga igual 30 años después. Las enfermeras somos un colectivo tan amado como desconocido por parte de la población.

Sirva este vídeo cómo agradecimiento a todas las enfermeras que día a día os dejáis la piel en cuidar de los demás, investigar, formaros, y un largo etcétera y para aportar mi granito de arena en cuanto a la “Enfermería Visible”.  Espero que te guste.

Si te ha gustado el vídeo y crees que más gente debería verlo, comparte este post en tus redes sociales y deja tu comentario. Muchas gracias.

El principio KISS en la Sanidad

El principio KISS en la Sanidad

Personas perdiéndose por los pasillos del hospital, gente que acaba de salir de hablar con el médico y no sabe muy bien lo que le acaban de decir y citaciones para pruebas que no se sabe ni para qué son ¿Usamos el principio KISS en la Sanidad?

(más…)

30 años después…todo sigue igual

30 años después…todo sigue igual

Recién aterrizado de las vacaciones, se da uno de bruces con la triste realidad. Se sigue hablando de la problemática de Cataluña y es más importante que Messi se coma una pastilla de glucosa sacada de una media que la retirada de toda una campeona del atletismo como Ruth Beitia.

Pero ¿Qué pasa con las enfermeras españolas? pues más de lo mismo. En la entrada Frío enfermero ya expliqué lo poco que nos importa a las enfermeras lo que hagan o dejen de hacer “los de arriba”. Mejor dicho, los de más arriba, por que si la supervisora nos quita un día de asuntos propios, eso sí que nos jode y lo pelearemos hasta la muerte.

(más…)

¿Paciencia? y una M…

¿Paciencia? y una M…

Desde  que la operaron, la cosa no ha ido nada bien, ha tenido que ingresar en la UCI y ya lleva más de 15 días. Como cada día, Ramón viene a visitarla. 50 años casados y con un hijo, que vive fuera, hace que siempre hayan sido un equipo unido. Siempre los dos, para todo.

Ramón no se ha perdido ni una visita, a las 7 de la mañana, a la 13:00 del mediodía y a las 7 de la tarde. Cabizbajo, con los ojos enrojecidos, mezcla de cansancio y tristeza, entra cada día. Le coge la mano, se queda mirándola, 2 minutos y se va, no sin antes pasar por el mostrador y preguntar: “¿Cómo la veis? ¿Está mejor?”. Se ha convertido casi en un ritual.

(más…)

Sígueme en Feedly
A %d blogueros les gusta esto: