Compartir es vivir
  • 42
    Shares

Después de unas semanas de inactividad (por culpa obligaciones laborales y de adaptar la web a las exigencias del dichoso RGPD) volvemos al ataque con las pilas cargadas a tope. Así que… AL LÍOOOO

Seguramente, cuando has leído el título del post pienses que se me ha ido la olla completamente (y tal vez no te falte razón). La entrada de hoy no tiene que ver con la tecnología, sino más bien es una reflexión personal de esas que te apetece dejar plasmada en negro sobre blanco.

Imagino que no te sorprenderá si te digo que soy un amante del deporte (me gustan todos y practico muchísimos de ellos). Pues bien, allá va la batallita del abuelo cebolleta…

Hace algún tiempo que en la ruta que hago cuando salgo a correr, había una nevera tumbada en medio del camino y siempre que pasaba a su lado por mi cabeza pasaba el mismo pensamiento  ¿Que pasaría si la saltara por encima? 

El primer día la pasé de largo pensando que menudas ocurrencias se me pasan por el “celebro”…

El segundo día pasé la nevera por un lateral y pensando “Si la llegas a saltar hubieras tropezado y te hubieras metido un buen morrazo”

El tercer día esquivé la nevera con el sentimiento de que si a lo mejor hubiera puesto un pie encima de ella… tal vez… pero no, probablemente se rompiera la nevera y encima me llevaría una buena herida.

El cuarto día me dije “Qué cojones, p’alante, al lío”. Cogí carrerilla, puse un pie encima de la nevera y la salté. El instante siguiente fue una mezcla de satisfacción, orgullo y sentimiento de que “lo mío no es normal”

Zona de confort

Zona de confort

¿Y esto a qué viene?

Seguramente, te estés preguntando… ¿Y todo este rollazo a santo de qué? Pues todo esto viene a que antes o después se cruzará una nevera en tu vida, te apetecerá saltarla pero te acojonará hacerlo.

Estas neveras aparecen ahí por algo, muchas veces, cuando menos te lo esperas. Pero no sabes si volverás a pasar por ese camino o no. Tal vez no tengas otra oportunidad de saltarla. Así que, si algún día pasas al lado de una nevera, no te pases el resto de la vida pensando que hubiera pasado si… Coge carrerilla, cierra los ojos y sáltala. Tanto si sale bien como si sale mal, seguro que apendes una lección que te hará más grande.

Antes o después se cruzará una nevera en tu vida, te apetecerá saltarla pero te acojonará hacerlo. No lo pienses y...AL LIO Clic para tuitear

Pero ojo que estoy viendo que me está quedando un post demasiado “Mr. Wonderful” y tampoco es eso… Que yo soy más de Mr. Puterful 😜

Espero que te haya gustado este post tan atípico en este blog. Y ahora te dejo que voy a coger carrerilla para saltar mi nevera…

Sígueme en Feedly
A %d blogueros les gusta esto: